Vivan los días de fiesta, viva la llegada de la primavera, la celebración del día del padre, las mascletás , los castillos de luces, las paellas callejeras, las verbenas, las ventas de chocolate y churros, los pasa calles y el ritmo de los bandas que acompañan a las comisiones por toda la ciudad hasta llegar a la plaza de la virgen para completar la ceremonia de la ofrenda, en resumen, Que vivan las fallas!!!.

Esa fiesta que comienza de manera formal el día 1 de marzo y que culmina con la cremá de cientos de monumentos, el día de 19 a media noche, haciendo arden en la llama de la fiesta a la ciudad de Valencia en todos sus rincones.

Patrimonio de la Humanidad, Las Fallas de Valencia, no serían las mismas y estarían totalmente incompleta sin un instrumento escrito capaz de reseñar y documentar todas las actividades que durante estos días se llevaran a cabo en la ciudad, y que servirían de guía a propios y turistas, con el objetivo de hacerles saber qué hacer y donde durante estos días en los que se lleva a cabo la celebración, considerada como Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Nos referimos al muy conocido y solicitado para estas fechas ‘’ Llibret de fallas’’ ese librito que traduce del valenciano, simplemente librito o libreta, una publicación periódica, más bien de corte anual en la que cada comisión fallera, aporta a esta guía, una muy detallada reseña de lo que ofrecen a sus miembros, visitantes y turistas.

Un llibret está diseñado gráficamente, para dar armonía a imágenes textos, haciendo lucir en su máxima expresión las fotografías de las falleras mayores, los ninots, así como las imágenes de los locales comerciales que patrocinan la elaboración, impresión y distribución de estas útiles revistas.

Un llibret de fallas que se precie, debe contar con algunas características técnicas, las cuales solo podrían proporcionarle un equipo de profesionales de la imprenta, capaces de cumplir con ciertos requisitos que le hacen ver como un verdadero llibret.

Entre los aspectos a considerar, destacan las medidas que este debe tener, se trata de unos 15 x 15 cm como máximo, impreso a color sobre papel couche de distinto gramaje, cortado con toda la simetría del caso, y grapado en el lomo, utilizando para ello grapas hechas de aluminio de calidad y que con toda seguridad mantengan unidas cada una de las páginas que lo integran.

Un llibret es la guía por antonomasia de la temporada fallera, todo el mundo lo consulta a la hora de conocer todas las actividades que se realizan durante estos días, los horarios, y sus respectivas locaciones, debe ser fácil de llevar y apto para guardarse con facilidad en bolsos y carteras, escritorios, mesas de trabajo y bolsillos, con el fin de detallar en cualquier momento a que festejo se quiere acudir durante los más de quince días de duración de esta fiesta musical, cultural y gastronómica, la más importante de Valencia.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Categorías: BLOG

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *